PÚLPITO IGLESIA CATEDRAL

      La Iglesia Catedral, declarada Monumento Histórico Nacional de la Argentina (1931), resguarda en su interior una pieza de alto valor histórico para nuestro país, el Púlpito, se trata de una obra religiosa del arte barroco colonial. Construido en el siglo XVIII, por encargo de Don Agustín de Leiza y de la Tijera, quien fuera benefactor de la Iglesia.

      La forma y ornamentación del Púlpito revelan la influencia de la escuela potosina, tallado en madera de ñandubay. Es el más importante del país por su composición, antigüedad y la representación del Dogma de la Iglesia Católica. La obra está compuesta por tribuna, respaldo, tornavoz y baranda de escalera.  

CARACTERÍSTICAS

  • EL TORNAVOZ: todo púlpito bien hecho tiene su tornavoz para facilitar al orador la palabra sin cansancio. En este tornavoz está la figura del Espíritu Santo representado por la tradicional forma de paloma. Rodeando el Espíritu Santo están cuatro querubines y serafines que son los que cantan según San Juan, todo el santo día en el cielo. En la parte superior del tornavoz está el Ángel de la trompeta del Juicio Final y un detalle que es digno de interpretarse, es que el ángel no lleva la trompeta todavía a sus labios, sino que la tiene discretamente separada. ¿Por qué razón? El ángel tiene separada la trompeta para anunciar a los fieles que mientras esa trompeta no suene siempre hay tiempo y lugar para el arrepentimiento, siempre hay lugar para ser mejores y ganarse el cielo.
  • EL RETABLO: en el retablo está representada la genealogía completa de Nuestro Señor Jesucristo, según la presenta San Mateo, desde Adán a David, y desde Salomón hasta el advenimiento del Mesías prometido figurado en un árbol genealógico concebido con profunda veracidad bíblica. En el centro del retablo está la figura de San Agustín, tallado en alto relieve con su corazón encendido en llamas y la palabra “VERITAS”, es decir la verdad es el símbolo de San Agustín.

 

  • LA CÁTEDRA: el Evangelio es la Verdad Eterna. Por eso, en esta parte del púlpito están representados los cuatro evangelistas, con tallas magníficas de: San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan.
  • COLUMNAS SALOMÓNICAS: rodean la Cátedra del Púlpito, estas tienen en su fuste los pámpanos de las vides y pequeños racimos de uva, símbolo del pan, que son las dos materias del Sacramento de la Eucaristía, y por lo tanto del Sacramento del Amor, de la presencia real de Nuestro Señor Jesucristo con los hombres hasta la consumación de los siglos.

 

  • LA BARANDA DE LA ESCALERA: representa el tema del sueño de Jacob en el Libro del Génesis de la Biblia (28,12). En este sueño, Jacob veía una escalera que llegaba del cielo a la tierra por la que subían y bajaban los ángeles.

 

Fuente: “Guía de la Catedral Basílica de San Salvador de Jujuy, República Argentina. Su Historia, su arte”. Marta G. Pintado, Jujuy, 1999.